Tamaño del texto
Ixtapa y Zihuatanejo
Las dos caras de la belleza
Por Redacción Ladevi   |  
22 de Agosto de 2018

Ubicados en el estado de Guerrero (México), Ixtapa y Zihuatanejo son dos destinos en uno, con semblante bien diferentes y distantes a 7 km. El primero ofrece toda la infraestructura que un turista demanda, entre hoteles, restaurantes, tiendas e incluso campo de golf y marina; mientras que su vecino conserva el espíritu de un antiguo pueblo de pescadores.

Ya no necesitamos ceñirnos a los destinos turísticos clásicos para ofrecer una experiencia inolvidable de sol y playa. Existen diversas alternativas que combinan buceo, entretenimiento para grandes y chicos, gastronomía y hotelería de alta calidad. Además de facilitar un acercamiento real a la cultura local. Este es el caso de enclaves como Ixtapa y Zihuatanejo, en el estado de Guerrero (México), que además ostentan algunas de las mejores playas del Pacífico mexicano.

PUNTOS EN COMÚN.

Ambos destinos, con características bien definidas, distan tan sólo 7 km. uno de otro y ofrecen la posibilidad de comercializarlos como una unidad turística completa.

Con una temperatura promedio de 26˚C y sol durante casi todo el año, estos enclaves gozan de magníficas playas de aguas cristalinas donde es posible practicar deportes acuáticos. Lujosos hoteles, bahías donde reinan la calma y los sabores, aromas y colores típicos del pueblo mexicano conforman esta propuesta ineludible, si el plan es descubrir nuevos destinos en el país.

IXTAPA.

El centro turístico de Ixtapa se originó en 1972 y tiene una franja hotelera que se extiende a lo largo de 3 km. sobre las aguas abiertas del Pacífico, en la playa el Palmar.

Centros comerciales, campos de golf, hoteles renovados, una marina con 600 atracaderos, restaurantes, cafés, boutiques y un ambiente náutico caracterizan la esencia de Ixtapa.

Es interesante destacar que este destino está rodeado por una cadena montañosa que desciende para encontrarse con el mar y enmarcar este hermoso paisaje.

Un capítulo aparte merecen sus playas y las actividades que van desde la pesca deportiva hasta la observación de aves y la degustación gastronómica elaborada con productos locales.

PLAYAS.

Estas son sus principales playas:

Playa el Palmar: localizada en la zona hotelera en una bahía semiabierta con arenas doradas, es ideal para practicar paracaidismo, windsurf o jet-ski, entre otros deportes.

Playa Larga: con la marea alta goza de un osado oleaje que moldea la arena en cada vaivén. Recomendada para caminatas.

Playa Linda: ideal para nadar y con un muelle desde donde parten lanchas hacia la cercana Isla Grande o Isla de Ixtapa. Muy cerca de allí emerge un estero donde es posible observar un cocodrilario.

ISLA IXTAPA.

A sólo 10 minutos de navegación desde Playa Linda esta isla ostenta cuatro hermosas playas. Es un paseo ideal para nadar, comer, hacer esnórquel y hasta practicar buceo. La playa principal, Cuachalalate, cuenta con espacios gastronómicos que ofrecen especialidades de mariscos.

Cruzando la isla a pie se llega a la hermosa playa Varadero, que ofrece una inigualable puesta del sol. La pequeña playa Carey está aislada y Coral, en la punta norte, tiene aguas cristalinas recomendadas para practicar esnórquel.

ZIHUATANEJO.

Se trata de un pueblo de pescadores situado en una pintoresca bahía y cuyo nombre original era Cihuatlán, que significa “lugar de mujeres” en lengua náhuatl. Este sitio fue considerado un lugar sagrado para los representantes de la nobleza de los pueblos originarios.

En la actualidad, el poblado conserva sus callejuelas adoquinadas y ofrece varios restaurantes típicos y tiendas de prestigio. La amabilidad de sus habitantes y los pequeños hoteles con encanto lo convierten en un destino único para una estadía relajada, con playas de gran belleza y oleaje suave.

PLAYAS DE ZIHUATANEJO.

Playa del Puerto: en el centro, al lado del muelle principal, se localiza esta playa de 400 m. de largo desde donde parten embarcaciones o se pueden realizar paseos de pesca.

Playa Madera: desde aquí los barcos mercantes españoles cargaban madera de roble, pino y caoba. Sus aguas calmas invitan al viajero a relajarse y disfrutar suaves baños de mar.

Playa Las Gatas: se accede a través de las embarcaciones que parten desde la Playa del Puerto, siendo una tranquila franja de arena apartada del mundo, sin olas, ideal para practicar esnórquel o buceo.

Playa Las Ropas: recomendada para deportes acuáticos por su oleaje moderado a mediano. Según la leyenda aquí se hundió un galeón español que transportaba ropa y sedas.

NOCHES PACÍFICAS.

Navegar en un bote para ver la puesta del sol desde el mar, cenar en alguno de los más de cien restaurantes que ofrece la región o terminar la noche bailando son algunas de las propuestas que contempla la animada vida nocturna de la zona.

La gastronomía merece un capítulo aparte con platos como las tiritas de pescado, tacos de camarón, pescado a la talla y ceviche, que caraterizan los sabores locales. Asimismo, las almejas rojas de Zihuatanejo, los ostiones, el pulpo y el “Seafood Plate Special”, una combinación de varios ingredientes, completan la propuesta gastronómica de la región.

Ritmos como la trova, la salsa y los boleros amenizan las noches del pacífico.

COMPRAS.

Ambos destinos presentan buenas alternativas para volver a casa con algún recuerdo local. En la zona hotelera de Ixtapa hay un mercado artesanal muy recomendable y otro en Zihuatanejo (al lado de la iglesia). En ambos reductos los viajeros podrán adquirir piezas realizadas en cerámica, latón, madera, además de tapetes, hamacas y bellos textiles. En el centro de Ixtapa también hay tiendas de renombre internacional y múltiples platerías con exquisitos diseños traídos de la vecina ciudad de Taxco.

BUCEO.

Es interesante resaltar que esta región cuenta con uno de los bancos de arrecifes coralinos más ricos en biodiversidad del Pacífico americano. Debido a la confluencia de dos importantes corrientes marinas, aquí la biodiversidad es muy profusa. La fauna incluye desde caballos de mar hasta ballenas jorobadas, mantarrayas gigantes y tiburones ballena. De junio a octubre también se puede admirar a la tortuga golfina.


EL LUGAR DE LA PESCA.

Es interesante destacar que esta zona del Pacífico mexicano esta considerada uno de los tres mejores lugares del mundo para practicar pesca deportiva.

El pez vela, el marlín (negro o azul) de gran tamaño, atunes cola amarilla, las barracudas y, más cerca de la orilla, el pez gallo y el róbalo, son algunas de las especies más codicias por los pescadores, que salvo algunas excepciones (trofeos o preparación de platos) practican la técnica del “Catch & Release”.

VISITAS EN LOS ALREDEDORES.

El pintoresco pueblo de Petatlán con su bello zócalo, la Iglesia del Padre de Jesús y un reconocido mercado de alhajas forman parte de la oferta turística en los alrededores.

Por su parte, el delfinario “Delfiniti” es ideal para visitar en familia al contar con programas para interactuar con estos cetáceos, que siempre atraen a los amantes de los animales. “Nado con Delfines”, “Encuentro con Delfines”, “Delfiniti Kids” y “Baby Dolphin” son algunas de las propuestas diseñadas y supervisadas por biólogos marinos y veterinarios.

Finalmente, a quienes buscan conocer sobre expresiones del pasado y la cultura local les recomendamos visitar el Museo Arqueológico de la Costa Grande, que concentra información de los 54 sitios arqueológicos descubiertos en la región, donde se aprecian vestigios de las influencias olmeca, teotihuacana, tarasca y mexica, entre otras.

 

TIPS PARA EL VIAJERO

Ubicación: Ixtapa-Zihuatanejo se localiza en el municipio de José Azueta (también Zihuatanejo de Azueta), en el estado de Guerrero, en la costa Pacífica mexicana y aproximadamente a 240 km. al noroeste de Acapulco.

Clima: la temperatura media anual en Ixtapa-Zihuatanejo muestra una mínima de 21º C y una máxima de 32°C.

Las lluvias tienen lugar de junio a septiembre.

Cuando viajar: es un destino de sol y playa, con gran presencia de días de sol durante todo el año.

Qué probar: pescados y frutos del mar.

Qué comprar: textiles y platería.