Tamaño del texto
Geraldine Conti Neumann
"Viajar es una actividad enriquecedora"
Por Mariela Onorato     |  
18 de Abril de 2018

La profesión de modelo trae aparejados muchos viajes y una vida en la que la valija debe estar siempre lista para partir. Geraldine Neumann conoce mucho de este mundo pero con el tiempo y con una familia armada, hoy disfruta de los viajes con sus hijos y su marido; además de alguna escapa con su hermana Nicole.

 

Geraldine Conti Neumann es una de las personalidades del mundo del modelaje y el espectáculo, reconocida por su sonrisa amable y su modo cordial al hablar. Hermana de la modelo Nicole Neumann, Geraldine logró con los años formar una familia, que es hoy es su refugio. Está casada desde hace 13 años con el fotógrafo Jorge Otamendi (38) y juntos son papás de Helena (12) y Matías (7). Los cuatro comparten la pasión por los viajes y por la música: el cielo estrellado es el mejor escenario para tomar la guitarra e improvisar un tema.

De hecho, tiempo atrás crearon una canción por la paz que dio la vuelta al mundo, un tema que ya fue traducido a tres idiomas (alemán, francés y hebreo) y sonó en países como China, Alemana, Noruega e Israel. Se llama “Un mensaje al mundo” y alcanzó el millón de reproducciones en la web.

Amantes de la naturaleza y del cuidado del medio ambiente, la familia que reside en zona Norte también disfruta de salir a andar en bicicleta, del jardín de la casa, de los limoneros y de la pequeña huerta con albahaca, tomates y frutillas.

En diálogo con la revista Viajando, Geraldine habló de su por los viajes y sobre cómo logra el equilibrio entre escapadas en familia, pareja, hermana y amigas.

–Más allá de los viajes que demanda tu profesión de modelo, ¿cómo son tus experiencias en familia?

–La verdad es que conocer nuevos lugares siempre me gustó mucho pero claramente cambiaron las experiencias desde viajo con mis hijos. Además, como mi marido es fotógrafo, y nunca se queda quieto, en cualquier destino que visitemos tratamos de hacer excursiones y buscar nuevos lugares por descubrir. Para los dos viajar es una de las actividades que más nos enriquece y por eso lo hacemos bastante seguido. En el caso de Argentina, nos encanta recorre la Patagonia en auto. El lugar que más nos gusta es Villa La Angostura, donde disfrutamos de hacer actividades como cabalgata o cannopy. De todos modos, también nos gusta tener nuestro momento para el relax, para simplemente tirarnos los cuatro sobre el pasto a mirar las estrellas o tocar la guitarra. También nos atraen las propuestas vinculadas a la cultura; por eso hace dos años viajamos a Misiones y visitamos comunidades de pueblos originarios de la zona, con una atractiva raíz amazónicas.

–¿Los viajes son en verdad un escapada rauda de la rutina o los planifican con mucha anticipación?

–Tratamos de encontrar un equilibrio entre la aventura que le gusta a mi marido y los viajes pre organizados que prefiero hacer yo. Buscamos que la experiencia nos sorprenda pero hay ciertos temas que ya van resueltos desde casa. Soy de hacer lista de todo lo que debe ir a la valija para no olvidarme de nada. A la vez, leo libros de viajeros o busco referencias en las redes sociales antes de viajar para ir lo más informada posible. En el caso de mi marido se puede ir solo con una mochila y adentrarse en la selva; mientras que yo prefiero contactarme con la naturaleza pero también disponer de un espacio donde me atiendan y me cuiden para poder relajarme.

–¿Qué ocurre con los dos pequeños de la familia?, ¿cuáles son sus preferencias?

–La verdad es que mis hijos disfrutan todo tipo de viajes, desde estar frente a un lago en el sur de Argentina o en el Kids Club de un resort. Lo mismo nos pasa con la comida, pueden saborear una snack y también disfrutar probando nuevos sabores cuando estamos de vacaciones.

–Como mamá, ¿cómo logras el equilibrio entre cuidarlos y también relajarte y disfrutar?

–Con el tiempo lo fui logrando, además de que hoy mis hijos están más grandes. De todos modos, hace unos meses estuvimos con mi familia en República Dominicana, en el Paradisus Punta Cana; y en Orlando, en el Meliá Orlando Suite Hotel Luxury & Location. Cuando estás con ellos el servicio que ofrece un all inclusive es genial, porque resuelve varios temas, como la gastronomía, el entretenimiento y el contacto con la naturaleza. Particularmente el Paradisus Punta Cana me pareció divino y tiene un servicio de Family Concierge que nos brindó un trato hiper personalizado. Una chica se encargaba de atendernos y resolver temas como las reservas en los diferentes restaurantes del complejo para que podamos probar toda la oferta gastronómica. Además, nos encontramos con detalles que hicieron que la estadía sea más acogedora. Volvíamos de cenar y nuestros hijos tenían la bañera llena de espuma con globos o les dejaban un chocolate. Siempre había una sorpresa para ellos. Como mamá también lo disfrutas porque vas a la playa y están disponibles las reposeras, las toallas y hasta el protector solar! No tenes que estar pensando previamente en armar el bolso playero.

–Por otra parte, también viajas con tu hermana Nicole, ¿qué destinos eligen?

–En el último viaje fuimos a Nueva York con mi hermana y una amiga. En lo personal fue la primera visita al destino y volví alucinada. Viajamos sin nuestros hijos, dormimos en la misma en la misma habitación y pudimos tener nuestras largas charlas de hermanas. A la vez, pudimos recorrer mucho. Central Park me alucinó y, en el bajo Manhattan, recorrimos Greenwich Village, un barrio lleno de rincones pintorescos, bohemio y con mucha personalidad. Nos hospedamos en el Innside New York NoMad, un hotel céntrico y moderno de Chelsea con espectaculares vistas al Empire State. Además dispone de un bar que visitábamos a la noche para tomar unos tragos y las habitaciones son muy amplias, comparadas con los pocos metros cuadrados que suelen tener los cuartos en Nueva York.

–Después de 13 años de casadas, ¿organizan viajes a solas con tu marido?

–Sí, son muy necesarios. Uno de los últimos lugares que visitamos fue Miami, que tiene una oferta cultural y una gastronomía excelente. Por otra parte, al ser un destino de playa, pudimos nadar, estar en contacto con la naturaleza y ver mantarrayas y delfines.

–Si te enfocas en las próximas vacaciones, ¿cuáles serían los lugares que se te vienen en mente?

–Una opción para las próximas vacaciones sería ir a Tailandia pero queremos evaluarlo bien porque son muchas horas de viaje para nuestros hijos. También nos encantaría viajar a Europa.