Tamaño del texto
Tucumán
Paisajes, sabores y aire puro
Por Redacción Ladevi   |  
28 de Noviembre de 2017

La provincia del norte de Argentina le ofrece al visitante un amplio abanico de atractivas fisonomías que, combinadas con su oferta histórica y cultural, conforman una interesante propuesta vacacional para toda la familia. Aquí un recorrido por todos sus fascinantes rincones.

Aun siendo la provincia más pequeña del país, Tucumán guarda en sus límites encantados paisajes que incluyen ríos, valles, llanuras, selvas, cerros, altas cumbres y hasta ruinas indígenas.

Esta diversidad, unida a su historia, cultura, gastronomía y hotelería de primer nivel, se complementa con la calidez de su gente, las cortas distancias para trasladarse entre los atractivos turísticos y un apacible clima a lo largo de todo el año.

En ese marco, para conocer la esencia del territorio el visitante dispone de cinco circuitos turísticos que invitan a experiencias únicas.

CIRCUITO CIUDAD HISTÓRICA.

Es uno de los itinerarios más solicitados, ya que permite adentrarse en las raíces de la provincia que vio nacer la Independencia argentina y conocer el famoso edificio histórico, la Casa de Tucumán,  declarada Monumento Histórico Nacional en 1941.

En sus instalaciones se podrá revivir el momento histórico de 1816 como si estuviera sucediendo en la actualidad, además de conocer el Salón de la Jura –única área “sobreviviente” del inmueble original–   y recorrer la galería de placas que muestran casi dos siglos de acompañamiento del proceso histórico.

Sus muestras permanentes son “El Período Colonial”, “Tucumán en la Colonia”, “Revolución y Guerras de la Independencia”, “Historia de la Casa”, “Platería Criolla”, “El Congreso de Tucumán”, “Los Congresales de 1816” y la mencionada “Sala de la Jura de la Independencia”.

Asimismo, durante la visita el turista puede disfrutar del espectáculo “Luces y Sonidos de la Independencia” (martes a domingo a las 19.30, 20.15 y 21), una impecable puesta audiovisual que invita a transitar el lugar acompañados por el relato de la época y proyecciones de imágenes y luces.

CIRCUITO LAS YUNGAS.

Se trata de un propuesta que combina a la perfección la tranquilidad y la aventura. A minutos de la ciudad de San Miguel de Tucumán, Las Yungas se abren paso para crear un paisaje selvático que sorprende con sus verdes y su aire puro. Es un ecosistema propio de la provincia que cobija árboles y flores, aves, cascadas y ríos. Una montaña de vegetación por la que ir subiendo en busca de una conexión única con la naturaleza.

En este circuito se puede visitar:

- San Javier: una villa veraniega ideal para descansar y disfrutar de sus numerosos atractivos. Presenta una temperatura diferente a la de la capital tucumana, entre 5 y 6 grados menos, que sumada a sus cerros y a la vegetación lo convierten en un lugar perfecto para la realización de diferentes actividades deportivas como parapente, tirolesa, mountain bike, trekking y cabalgatas.

- Ecosendas: los senderos forman una red donde es posible recorrer una diversidad de escenarios, como por ejemplo la exuberante vegetación de Las Yungas, que permite entrar en contacto con la majestuosidad de la selva.

- El Cadillal: ubicado a 25 km. de la ciudad capital, el Dique El Cadillal está emplazado en un majestuoso paisaje, un lugar soñado en el que la naturaleza invita al deslumbramiento. En el área se pueden realizar deportes acuáticos, pasear en lancha o en catamarán, remar en kayak o divertirse en la banana acuática.

A la vez es ideal para la práctica de deportes extremos y de altura, tirolesa, escalada en muro, mountain bike y rappel aéreo, como así también para las caminatas en la Reserva Natural Aguas Chiquitas. Gracias a la aerosilla se puede conocer una de las postales más hermosas que tiene la provincia, llegando hasta la cima del cerro Médici y desde allí observar las sierras de Medina y el imponente espejo de agua.

CIRCUITO VALLES CALCHAQUÍES.

Los Valles Calchaquíes son el sitio ideal para entrar en contacto con la naturaleza y lo ancestral. Se trata de cambiar de aire, respirar profundo y atravesar los diferentes climas que vive la población local en pleno contacto con el verde y el cielo.

La yunga acompaña a los viajeros hasta Tafí del Valle, con un verde pronunciado que hace sentir la inmensidad de la naturaleza: no hay ninguna población humana, pero la flora y la fauna estallan en colores y abundancia. A menos de 1 km. del centro de Tafí del Valle se encuentra el conjunto jesuítico de La Banda, construido a inicios del siglo XVIII; y el cerro Ñuñorco Grande, dos interesantes sitios para conocer. 

Esta tierra extraordinaria ofrece miles de sorpresas con un encanto antiguo, donde historia, naturaleza, tradiciones, arqueología y mitos conforman un atractivo sin igual.

Es en Amaicha del Valle donde habita lo ancestral, que se refleja tanto en la arqueología como en su comunidad originaria, descendiente de diaguitas calchaquíes.

En tanto, la Ciudad Sagrada de Quilmes recibe a los visitantes con guías locales que muestran la ciudadela explicando cómo estaba organizada la colectividad.

En el último tramo del Valle Calchaquí se encuentra el sector vitivinícola y de dulces y, en los pequeños pueblos de Colalao y El Pichao, hay casas construidas en piedra y se encuentra la ruina de Condorhuasi.

- Ruta del Artesano: los Valles Calchaquíes guardan en su interior un inigualable patrimonio cultural, que es el trabajo de los artesanos de distintas especialidades que crean sus interesantes productos y sellan así la cultura y las huellas de nuestros antepasados.

La ruta invita a apreciar los productos acabados en cuero, platería, lana, arcilla, piedra y tejidos, entre tantos otros.

- Ruta del Vino: al oeste de la provincia, y a lo largo de la mítica Ruta 40, se encuentra la Ruta del Vino tucumana. El microclima de esta región se caracteriza por una gran amplitud térmica, con jornadas diáfanas y de escasa humedad, producto de su imponente altura, que alcanza los 3.000 m.s.n.m. en algunas zonas.

Todas estas características, además de impactar directamente en las cualidades de los vinos, ofrecen un hábitat de sosiego ideal para el paseo relajado de los visitantes. Como dato cabe señalar que en Amaicha existe la única Bodega Comunitaria de Sudamérica, que es manejada por el pueblo originario los Amaichas.

CIRCUITO SUR.

En esta propuesta sobresale la Feria de Simoca, clásico evento que se lleva a cabo en dicha ciudad –ubicada a 63 km. de San Miguel de Tucumán– cada sábado de manera ininterrumpida desde hace más de tres siglos y permite experimentar las tradiciones más arraigadas y degustar la mejor gastronomía regional. Es un encuentro ideal para, entre otras cosas, saborear las famosas empanadas tucumanas, además de conocer decenas de otros productos de la provincia como la miel de caña y una buena variedad de artesanías.

En Simoca –a fines de noviembre– también se realiza la Fiesta Nacional del Sulky, que todos los años convoca a destacadas figuras del folclore nacional y local, a cuyas actuaciones se suma, claro, el tradicional y pintoresco desfile de sulkys, carros y carretas. También se pueden visitar la Iglesia La Merced, el Museo El Rosedal, la antigua estación de trenes y las ruinas de San Antonio de Padua, a sólo 9 km. de distancia.

CIRCUITO VALLE DE CHOROMORO.

Aquí el tiempo parece detenerse y las preocupaciones y el ajetreo cotidiano no tienen acceso. La típica vida de pueblo se da cita en este circuito que se convierte en el marco ideal para un descanso en familia. En cuanto al circuito, propone un recorrido en el que abundan el verde de los cerros y un clima sumamente agradable, propicio para conocer culturas precolombinas, monumentos coloniales, yacimientos arqueológicos y legados históricos.

Otro enclave de interés es San Pedro de Colalao, una pequeña ciudad y comuna rural ubicada en el departamento Trancas, en el noroeste de la provincia. Llamada "La Sucursal del Cielo", es considerada la primera villa turística del "Jardín de la República". Entre sus atractivos figuran el Puente del Indio, la Gruta de Lourdes, la Piedra Pintada, la Laguna Escondida y el Cabildo Indiano.

De esta manera, con la belleza de sus paisajes, su gran legado histórico, sus inconfundibles sabores y su particular color local, Tucumán espera a los visitantes a lo largo de todo el año para invitarlos a vivir una más que placentera estadía.

Paquete destacado
Norte Argentino
$ 11140
9 días - 6 noches
Operador:
Opciones Argentinas (legajo: 13787)
Vigencia:
enero y febrero.
Incluye:
Transporte en bus cama; traslados; alojamiento con media pensión; Assist-Card; y excursiones en Humahuaca, Jujuy, Salta, Cafayate, Tafí del Valle y Tucumán.
 
Este contenido forma parte del servicio informativo de la revista Viajando y surge del relevamiento periodístico sobre datos publicados oportunamente, los que pueden sufrir cambios en precios y disponibilidades.
TIPS PARA EL VIAJERO

Cómo llegar: Tucumán cuenta con el Aeropuerto Internacional "Tte. Benjamín Matienzo" ubicado a 9 km. al este de la ciudad capital. Actualmente hay a disposición ocho vuelos diarios que conectan a la provincia con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y tres frecuencias semanales que la unen con la ciudad de Córdoba.

También es posible llegar a través del servicio de trenes operado por Trenes Argentinos los lunes y jueves desde Retiro.

Cuándo viajar: la provincia tiene su encanto en todas las estaciones del año, pero por el clima más que agradable para pasear se recomienda preferentemente a septiembre.

Dónde alojarse: tanto en San Miguel como en el resto de los enclaves turísticos hay a disposición una muy variada oferta con opciones para todos los presupuestos. El espectro engloba hoteles, hosterías, hostales, estancias, posadas, departamentos, casas de descanso, cabañas y campings.

Informes: www.tucumanturismo.gob.ar