Tamaño del texto
Córdoba
Una experiencia religiosa
Por Redacción Ladevi   |  
15 de Marzo de 2017

A pocos días de la Semana Santa, Córdoba despliega varias alternativas para los devotos de la fe cristiana y también para los interesados por la historia. Desde las Estancias Jesuíticas, hasta el legado del Santo José Gabriel Brochero, y la visita a iglesias, forman parte de los recorridos propuestos.

Córdoba contiene en su territorio varios hitos religiosos que unidos se convierten en circuitos para descubrir durante una visita, en especial durante Semana Santa. Las Estancias Jesuíticas, declaradas Patrimonio Mundial; centenarias iglesias y capillas; el legado del Santo José Gabriel Brochero; conciertos musicales y eventos alusivos, forman parte de este reservorio vinculado a la fe.

ESTANCIAS JESUÍTICAS.

La provincia alberga cinco Estancias Jesuíticas (Colonia Caroya, Jesús María, Alta Gracia, Santa Catalina y La Candelaria) y la emblemática Manzana, ubicada en Córdoba capital. Este conjunto arquitectónico constituye la manifestación patrimonial de una experiencia religiosa, social y económica sin precedentes, concretada entre 1599 y 1767 por la orden de los jesuitas.

A su vez, la Orden Jesuita de La Compañía de Jesús es a la que pertenece el Papa Francisco, quien realizó su noviciado durante dos años en la ciudad de Córdoba y luego regresó como miembro de este grupo entre 1990 y 1992.

IGLESIAS EN LA CAPITAL.

La ciudad de Córdoba capital propone a los turistas un interesante recorrido por las siguientes iglesias católicas: Catedral, Santa Catalina de Siena, Las Teresa y Convento de las Carmelitas Descalzas, San Francisco, La Merced, Compañía de Jesús, basílica Santo Domingo, parroquia del Pilar y Adoratrices.

Más allá de estos edificios, hay que decir que la capital es una bella ciudad que combina restos del pasado colonial con la arquitectura moderna. Edificios históricos como el Museo de Arte Religioso Juan de Tejeda, Rectorado de Universidad Nacional de Córdoba, Colegio Nacional de Monserrat, Facultad de Derecho, Paseo del Bicentenario del Parque Sarmiento, Oratorio Obispo Mercadillo, Museo San Alberto, Arzobispado de Córdoba y Palacio de Justicia Tribunales I, son algunos de los imperdibles.

Además, el gobierno provincial puso en valor 39 íconos turísticos en Córdoba capital, los cuales fueron restaurados e iluminados con tecnología led.

SANTO BROCHERO.

José Gabriel del Rosario Brochero nació el 16 de marzo de 1840 en el paraje Carreta Quemada. En 1866 se ordenó sacerdote, iniciando su ministerio sacerdotal en la Catedral y como prefecto de estudios del Seminario Nuestra Señora de Loreto. En 1869 fue elegido vicario del valle de Traslasierras y se estableció en Villa del Tránsito, actualmente llamada Villa Cura Brochero en su honor. Allí asumió como propias las necesidades de los pobladores, dedicando todo su esfuerzo a la acción pastoral y a la construcción de iglesias, capillas, casa de ejercicios, escuelas y más de 200 kilómetros de caminos. El padre Brochero, conocido popularmente como el “Cura Gaucho”, enfermó de lepra como consecuencia de atender a enfermos y falleció el 26 de enero de 1914.

El 16 de octubre de 2016 fue canonizado por el Papa Francisco en un una ceremonia multitudinaria en Roma, convirtiéndose en el primer Santo argentino y cordobés, nacido y fallecido en el país.

Hoy la localidad de Villa Cura Brochero es una referencia obligada del turismo religioso en Argentina. Entre los principales atractivos que ofrece el poblado se destacan el Santuario donde se encuentran los restos del Cura Gaucho, los relicarios y la campana donada por el Papa Francisco, la Casa de Ejercicios, el Museo Brocheriano, el acueducto Los Chiflones, el monumento Cristo Blanco y la casa donde falleció.

Con motivo de la Santificación de Brochero, el gobierno de la Provincia de Córdoba inauguró nuevos atractivos turísticos para visitar en Semana Santa. Por un lado se puso en valor el Museo Casa Natal de Brochero en Villa Santa Rosa de Río Primero. Por otro lado, se construyó el Camino del Peregrino en las Altas Cumbres, en homenaje al Santo Brochero, que recorre 26 km. desde Guilio Césare hasta Villa Cura Brochero, llegando al Santuario de la Providencia. En su trayecto se han construido 8 estaciones para reflexión y oración de los peregrinos. También se puso en valor la Capilla de la localidad de Villa Benegas, ubicada en la mitad del recorrido.

PASEOS TIERRA ADENTRO.

El Valle de Punilla conjuga el ritmo vibrante de ciudades como Carlos Paz, La Falda y La Cumbre, con los rincones más bellos de la provincia: el lago San Roque y el río San Antonio, por ejemplo, brindan propuestas para disfrutar de actividades acuáticas.

Hay más: trekking, travesías en 4x4, cabalgatas, actividades de montaña en el macizo Los Gigantes y excursiones al cerro Uritorco, son algunas de las alternativas de la región.

Siguiendo el derrotero tierra adentro, el Valle de Calamuchita se distingue por su especial combinación de paisajes serranos, arquitectura centroeuropea y excelente gastronomía.

Calamuchita es recorrida por mansos ríos como El Espinillo, Los Reartes y Santa Rosa, cada uno con sus balnearios y servicios.

Mientras que Villa General Belgrano, La Cumbrecita y Santa Rosa de Calamuchita se han transformado en las ciudades estrellas de la zona, pues resultan destinos turísticos ideales para el descanso y la recreación.

El camino de los “7 Lagos” y la presencia del cerro Champaquí, de 2.790 m., incorporan una belleza inigualable al paisaje. Estos lugares se han transformado en los escenarios predilectos por los amantes del turismo aventura.

Por su parte, el Valle de Traslasierra se destaca por lograr una síntesis magistral entre el paisaje y el espíritu serrano. La amabilidad de sus pobladores, una excelente gastronomía criolla y el aroma a hierbas serranas, hacen de este sitio un destino turístico ideal. Tres embalses, un cordón montañoso, volcanes, palmares, bosques, y enclaves con un adecuado nivel de equipamiento forman parte de su fisonomía.

Cabe mencionar a Mina Clavero, Villa Dolores, Cura Brochero y Nono, que son poblados atravesados por mansos arroyos y ríos, ideales para el descanso de la familia y la recreación de los niños.

Aquellos visitantes interesados en el ecoturismo, encontrarán en Valle de Traslasierra dos lugares únicos e imperdibles: el Parque Nacional Quebrada del Condorito y la reserva hídrica de Pampa de Achala.

Otra de las zonas a recorrer es el norte de la provincia. Su encanto distintivo se refleja en los senderos trazados por la historia, la amabilidad de su gente y sus paisajes desbordantes de naturaleza y leyendas.

A lo largo del territorio, se ubican dos de las áreas naturales más importantes de la provincia: “Monte de las Barrancas”, un oasis en las salinas; y la Reserva Natural y Cultural “Cerro Colorado”, que constituye uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del país.

En el plano cultural, el norte cordobés, propone a los turistas descubrir una porción del legado histórico de la orden jesuita.

Localidades como Ischilín, Tulumba, San Pedro Norte y Cañada del Río Pinto, se destacan por conservan el estilo colonial.

Quien desee ambientes sosegados, debe saber que las Sierras Chicas ofrecen rincones naturales se mantienen intactos. Muchas de las localidades que integran la región forman parte del Antiguo Camino Real, que permite disfrutar de una opción histórica-cultural muy interesante.

El área de Paravachasca, en tanto, es un valle que reúne naturaleza y cultura. La ciudad más destacada de esta región es Alta Gracia, que formó parte de un importante asentamiento aborigen y religioso.

Paravachasca incluye, además, un rosario de pequeñas localidades turísticas ideales para quienes buscan descanso y aire puro. Anisacate, Villa La Bolsa, La Paisanita y Los Aromos, son los pueblos más reconocidos

Por último, la región de Ansenuza se halla ubicada en el noreste de la Provincia, ocupando la zona de influencia de la Laguna Mar Chiquita, que constituye uno de los humedales salados más importantes del mundo. Avistaje de pájaros, la pesca de pejerrey, deportes náuticos, la balneoterapia, son algunas de las actividades del lugar.

Las ciudades más importantes de la región son Miramar de Ansenuza y Balnearia, que cuentan con una adecuada infraestructura hotelera, servicios de confort y una excelente propuesta gastronómica, que garantiza una feliz estadía a los visitantes.

TIPS PARA EL VIAJERO

Cómo llegar: el Aeropuerto Internacional Ambrosio Taravella opera con más de 200 vuelos semanales, con conexión directa a 14 destinos nacionales (Buenos Aires, Salta, Rosario, Puerta Iguazú, San Salvador de Jujuy, Mendoza, Neuquén, Comodoro Rivadavia, San Carlos de Bariloche, El Calafate, San Miguel de Tucumán, Ushuaia, Resistencia, Mar del Plata y Río Cuarto) y 9 internacionales (Santiago, Lima, Panamá, Río de Janeiro, San Pablo, Puerto Seguro, Punta del Este, Asunción y Madrid).

Informes: www.cordobaturismo.gov.ar.

CAMINO DE LA HISTORIA

Con el objetivo de potenciar turísticamente la región norte de Córdoba, se puso en valor el Antiguo Camino Real de la Historia, que se ha convertido en un circuito turístico de nivel internacional.

Este sendero funcionó como la vía de comunicación más segura de América del Sur, recorrido por José de San Martín y Manuel Belgrano y que resguarda sus pueblos y antiguas postas.

Dentro de este trayecto ya se hicieron obras de mejora en la iglesia de Villa Tulumba y el Centro de Interpretación, la parroquia de San Francisco Solano, en San Francisco del Chañar, así como en tres postas históricas: Santa Cruz, Las Piedritas y Pozo del Tigre.