Warning: file_get_contents(http://www.geoplugin.net/php.gp?ip=54.81.244.248): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /var/www/www/viajando/private/app/layout.php on line 254
 
 
Especiales
Tamaño del texto
San Juan y La Rioja
Ischigualasto y Talampaya: fósiles que hablan de historia
Por Andrea Mazzuca     |  
14 de Abril de 2014

El Parque Provincial Ischigualasto o Valle de la Luna (al norte de San Juan) y el Parque Nacional Talampaya (La Rioja) constituyen los únicos lugares del mundo donde existen secuencias completas de sedimentos con fósiles que abarcan todo el período Triásico de 45 millones de años. Un verdadero museo al aire libre para descubrir el pasado más remoto.

El Parque Provincial Ischigualasto, también conocido como el Valle de la Luna, ubicado al norte de la provincia de San Juan; y el Parque Nacional Talampaya, situado en La Rioja, se extienden más de 275 mil ha. en la región desértica que limita al oeste con las Sierras Pampeanas.

Ambos destinos son de gran atractivo turístico y científico por su valor geológico y paleontológico. En sus tierras se albergan sedimentos con restos fósiles que datan de unos 245 millones de años y permiten comprender la vida de los dinosaurios.

De este modo, los viajeros que visiten el lugar podrán remontarse al momento en que existía un supercontinente, la Pangea. Podrán también explorar el Valle de la Luna, que fue dividido en cinco sectores para facilitar las visitas a lo largo de 40 km. La primera estación del circuito es conocida como El Gusano debido a una extraña geoforma que sobresale en el terreno; la segunda es el Valle Pintado, una gran depresión del terreno que tiene aspecto lunar –e inspiró el nombre Valle de la Luna–; la tercera, La Cancha de Bochas, donde se hallan piedras perfectamente redondas, formadas hace 228 millones de años; El Submarino, ubicado en lo más alto del circuito; y por último, la quinta estación llamada El Hongo, es la imagen emblemática del parque, desde donde se puede observar la formación Los Colorados.

Los turistas también tienen la posibilidad de experimentar un paseo nocturno con luna nueva y luna llena en el Parque Ischigualasto, o realizar trekking hacia el cerro Morado.

Por otro lado, el cañón de Talampaya es el principal atractivo del parque homónimo, debido a las impresionantes columnas rojizas de 150 m., geoformas y petroglifos que se pueden apreciar.

El parque se divide en tres circuitos: El Murallón, que comienza con unos petroglifos tallados en piedra por antiguas culturas indígenas; Los Cajones, que concluye en Los Pizarrones, un extenso mural de 15 m. de largo con antiguos grabados indígenas; y La Ciudad Perdida, que demanda un recorrido de 6 horas en camioneta y a pie.

LA DECLARACION

En noviembre de 2000, ambos parques fueron declarados por la Unesco como Sitio Natural Patrimonio de la Humanidad, debido a su importancia paleontológica y geológica. Al presentar la más completa secuencia de rocas sedimentarias con fósiles vertebrados, se ha podido documentar cómo fue la vida en nuestro planeta durante el período Triásico.

TIPS PARA EL VIAJERO

Cómo llegar: para llegar hasta Talampaya desde la ciudad de La Rioja se debe tomar la Ruta Nacional 38 hasta Patquía y desde allí seguir por la Ruta Nacional 150. Para llegar a la zona de Valle Fértil, donde se encuentra el Parque Provincial Ischigualasto, desde San Juan, se debe tomar la Ruta Nacional 141 hacia el este hasta empalmar a la altura de Marayes con la Ruta Provincial 510.

Recomendaciones: para las visitas de un día a los parques se recomiendo llevar ropa cómoda, abrigo (la temperatura puede llegar a -10º C en invierno), calzado adecuado para caminar, protector solar, sombrero y agua.

Informes: Parque Nacional Talampaya: talampaya@apn.gov.ar.

Parque Provincial Ischigualasto: ischigualasto@hotmail.com.ar.

Secretaría de Turismo de La Rioja: info@turismolarioja.gov.ar.

Secretaría de Turismo de San Juan: secretaria.turismo@sanjuan.gov.ar.