Tamaño del texto
Starwood Hotels & Resorts
Variedad, lujo y calidad de servicio en Puerto Rico
Por Redacción Ladevi   |  
17 de Julio de 2013

Tres propiedades del grupo hotelero brillan en la nación caribeña. Son el Sheraton Puerto Rico en San Juan; el St. Regis Bahia Beach, en Río Grande; y el W Retreat & Spa en la isla de Vieques. Aquí sus propuestas.

La generación de hoteles más nueva de la “Isla del Encanto” se levanta en tres puntos clave. En la capital, San Juan, la propiedad más nueva y moderna es el Sheraton Puerto Rico, que se erige junto al nuevo Centro de Convenciones, cercano al Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín de Isla Grande y a pocos minutos del Viejo San Juan y de los muelles de cruceros.

Este innovador Sheraton ofrece una amplia variedad de opciones gastronómicas, un bar en la terraza del lobby, un casino de nivel mundial –el más grande de Puerto Rico–, spa, piscina al aire libre en la cuarta planta y todo lo que San Juan tiene para proponer al viajero, a pocos minutos de distancia.

Cualquiera de sus 503 elegantes habitaciones –entre ellas 22 suites exquisitamente decoradas– es ideal para el descanso. Todas cuentan con amenidades de alta tecnología: televisores con pantalla plana de 40 pulgadas, acceso a wi-fi, un escritorio bien iluminado y las confortables camas Sheraton Sweet Sleeper Bed.

ST. REGIS BAHIA BEACH.

En Río Grande, a 25 minutos de San Juan, el elegante St. Regis Bahia Beach conjuga el lujo de sus instalaciones con el cuidado y servicio de los mayordomos en el entorno natural único de la Reserva Natural Río Espíritu Santo.

El St. Regis Bahia Beach Resort, en Río Grande, se diseñó pensando en la familia. Desde los placenteros tratamientos en el Remède Spa hasta los juegos en el club infantil Iguana Kids Club, para pequeños exploradores de 5 a 12 años, siempre hay algo para hacer. El complejo cuenta con un club deportivo totalmente equipado, un centro de tenis, piscina de forma libre con terraza y vistas al océano, y la posibilidad de practicar kayak en el río Espíritu Santo. Además de su espectacular playa de más de 3 km., dispone de una acogedora piscina con cabañas. Otras actividades son excursiones ecológicas, esnórquel y submarinismo, esquí acuático, windsurf, pesca y paseos en catamaranes. Los golfistas de todos los niveles pueden disfrutar del espectacular campo Robert Trent Jones Jr. diseñado con el objetivo de preservar el espacio natural en el que está ubicado.

En materia gastronómica se destaca el restaurante Fern, de Jean-Georges Vongerichten; Seagrapes, con parrilla al aire libre y horno de ladrillo; y el estilo informal con influencias mediterráneas del restaurante Molasses.

Todas las habitaciones se abren a su propia terraza privada, cuentan con sábanas de 300 hilos, televisor LCD de 40 pulgadas y sistema de sonido envolvente de BOSE®, base para iPod®, un reproductor de DVD y discos compactos, y acceso inalámbrico a Internet de cortesía. Disponen también de caja de seguridad, wet bar, minibar y un elegante baño de mármol de cinco módulos, donde se ofrecen exclusivos artículos de tocador Remède.

El St. Regis Bahia Beach Resort dispone también de más de 2.000 m² para eventos, con espacios que pueden recibir hasta 420 invitados.

W RETREAT & SPA.

En la isla de Vieques –“el secreto mejor guardado de Puerto Rico”–, se encuentra el W Retreat & Spa. Sus playas privadas, muy parecidas al paraíso, están alejadas de las multitudes, los vendedores y las distracciones. Esnórquel, buceo y navegación a vela son algunas de las opciones a las que se suman playas ideales para las familias (Red Beach), otras elegidas por los locales para hacer surf (Navío), las perfectas para nadar (Sun Bay Beach, cerca de Esperanza) y aquellas completamente aisladas (Punta Arenas). Pero para disfrutar de vistas naturales únicas en todo el mundo, la bahía Bioluminiscente, la más grande de Puerto Mosquito, es el lugar perfecto para realizar actividades después del atardecer y contemplar una asombrosa variedad de flora y fauna autóctona.

El hotel, con exuberantes jardines tropicales e impactantes vistas al mar, propone disfrutar de la privacidad de lujosas villas. En materia de gastronomía se destaca Sorcé, donde el chef combina sabores locales en platos elaborados con ingredientes de temporada. Otra propuesta es la cocina mediterránea de WET®, con ensaladas frescas, sándwiches ligeros y parrilla.

El resort dispone además de una infinity pool frente al mar y el Away Spa, con los mejores tratamientos en salas interiores y otras con vistas al mar. El gimnasio Sweat dispone de aparatos de alta tecnología y su terraza soleada invita a practicar yoga.