Warning: file_get_contents(http://www.geoplugin.net/php.gp?ip=54.81.244.248): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /var/www/www/viajando/private/app/layout.php on line 254
 
 
Especiales
Tamaño del texto
Jujuy
Quebrada de Humahuaca: los colores del silencio
Por Leonardo Larini     |  
26 de Junio de 2013

Con sus paisajes de una belleza única, sus encantadores pueblos prehispánicos y un legado arqueológico de enorme valor, esta región de la provincia de Jujuy hechiza a los visitantes y tienta con su tranquilidad única. Se ubica a 39 km. de San Salvador, por la Ruta 9, y abarca unos 170 km.

El Norte argentino es un destino que atrae en iguales proporciones a turistas locales y extranjeros. La belleza y serenidad de sus paisajes, sumados a los ecos coloniales de sus ciudades y pueblos, conforman una tentadora oferta para los viajeros.

En ese contexto, la Quebrada de Humahuaca –con sus formas, colores, quietudes y silencios– representa un irresistible atractivo. Ubicado en la provincia de Jujuy, este extenso valle montañoso de asimétricos perfiles comienza a 39 km. de San Salvador de Jujuy, por la Ruta 9, y abarca unos 170 km.

Además, en el área existen antiguas fortalezas indígenas, cavernas prehistóricas, sitios arqueológicos y huellas que revelan el testimonio de la evolución humana a través de los siglos, razón por la cual la Unesco la declaró Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad en 2003.

Recorrer la Quebrada de Humahuaca requiere de tiempo, aunque todo dependerá del itinerario que desee realizar el visitante. Algunos, además de los pueblos y paisajes incluyen la visita a interesantes museos, lo que demanda una estadía más prolongada; otros, en cambio, prefieren conocer más fisonomías y rincones ignotos, realizando el derrotero sin tantas pausas. Como siempre, depende del gusto de cada viajero.

MULTIPLES FORMAS Y TONALIDADES.

La localidad de Purmamarca es ideal para el inicio del itinerario. Se trata de una pequeña población, declarada Lugar Histórico Nacional, que se encuentra al pie del imponente cerro de los Siete Colores, uno de los más destacados atractivos de la zona.

Su pintoresco trazado fue realizado en torno a la iglesia principal, mientras que en la plaza funciona una feria de productos típicos: ponchos de lana de vicuña y llama, tapices, bufandas y gorros tejidos, collares y pulseras de alpaca y plata, y tapices. Las visitas incluyen el Cabildo y la iglesia, en cuyo interior hay ornamentos y pinturas antiguas realizadas por indígenas.

En cuanto a las excursiones, figura la del Paseo de los Colorados, un atrapante lugar de cerros rojos ubicado a 4 km.

A poca distancia, hacia Susques, está el Yacimiento Arqueológico de Huachichocana, que atesora cuevas con pinturas rupestres.

Asimismo, desde el pueblo parten tours hacia las Salinas Grandes y la laguna de Guayatayoc, reserva aviaria donde pueden observarse flamencos rosados. En el camino se atraviesa la deslumbrante cuesta del Lipán.

A la vez, es posible acercarse a Los Glaciares de El Quemado, una formación de hielo macizo originada por una vertiente natural de altura, la cual, a causa de las bajas temperaturas, se solidifica hasta llegar a un metro de espesor, fenómeno que ocurre entre mayo y agosto. Yacen a 33 km. de Purmamarca, sobre la Ruta Nacional Nº 52.

En tanto, el famoso cerro de los Siete Colores asombra con sus tonalidades, que son resultado de los sedimentos marinos, lacustres y fluviales elevados por los movimientos tectónicos a lo largo de los siglos. En sus inmediaciones pueden realizarse caminatas, cabalgatas y safaris fotográficos.

Otra localidad destacada es Tilcara, caracterizada por sus casas de adobe. Se la denomina Capital Arqueológica de la provincia de Jujuy debido a que cuenta con el Pucará, sitio arqueológico considerado como el más importante de las antiguas poblaciones de la región. Esta antiquísima fortaleza, situada sobre un cerro de 80 m., fue la locación elegida por Soda Stéreo para grabar el videoclip del recordado hit “Cuando pase el temblor”.

Tilcara cuenta con centros de artesanías, museos y su iglesia, construida cerca de 1797. Después de ese circuito, no hay que dejar de conocer la denominada Garganta del Diablo, una profunda incisión hecha por el agua en la roca viva, ubicada en el cauce superior del río Huasamayo.

POBLADOS Y NATURALEZA.

Las mencionadas Salinas Grandes, que no pertenecen al territorio de la Quebrada, están ubicadas a 190 km. de San Salvador de Jujuy. Se trata de 12 mil ha. de sal a cielo abierto, cuyo blanco profundo sorprende y encandila. Sólo hay que dedicarse a contemplar la superficie y dejarse llevar por este asombroso espectáculo de la naturaleza.

También asombra la llamada Paleta del Pintor, en Maimará, una formación orogénica de curiosa fisonomía que llama la atención por sus curvas de varios colores.

Dejando atrás estos magníficos enclaves nos encontramos con la localidad más grande de la región de la Quebrada: Humahuaca. Su fisonomía está compuesta por callecitas empedradas alumbradas por faroles de hierro y casas que, en gran parte, son de adobe. Uno de sus atractivos es la iglesia de la Candelaria, erigida en 1641, frente a la cual se halla el Cabildo, con su reloj-torre del que cada mediodía sale una figura tamaño real de San Francisco Solano y da una bendición. Una visita aconsejable es la del Museo Folclórico Regional, donde sobresale la colección de instrumentos musicales y los disfraces del famoso Carnaval de Humahuaca.

También es digno de conocer el Monumento a los Héroes de la Independencia y al Ejército del Norte, ubicado frente a la plaza principal. Antes o después el visitante puede realizar compras de productos autóctonos en los puestos de los alrededores.

Localizado a 120 km. de San Salvador de Jujuy se encuentra el poblado de Uquía, desde donde se puede efectuar una caminata hasta la quebrada de las Señoritas, donde hay cavernas y grietas tectónicas.

Otra de las excursiones es la que se realiza a Juella, localidad del departamento de Tilcara, que atrae por sus yacimientos arqueológicos con pinturas rupestres conservadas durante siglos. En las cercanías está la zona del volcán de Yacoraite, con deslumbrantes vistas panorámicas y la posibilidad de llegar a impactantes lugares como el cerro de la Pollera, la Falda de los Hongos, El Chorro y el cerro Arena.

LA DECLARACION

La Quebrada de Humahuaca fue declarada Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 2003. Durante la sesión del 2 de julio de ese año en París, el valle andino obtuvo el voto unánime de los 21 integrantes del Comité de Patrimonio Mundial de la entidad, que calificó al paisaje como un "sistema patrimonial de características excepcionales".

TIPS PARA EL VIAJERO

Cómo llegar: el Aeropuerto Internacional de San Salvador de Jujuy está ubicado en la localidad de Perico, a 33 km. al sureste de la ciudad capital. Desde Buenos Aires recibe vuelos de Aerolíneas Argentinas. En auto, desde la provincia de Buenos Aires, se arriba por las rutas nacionales 9, 34 y 52, mientras que en bus es posible hacerlo con numerosas empresas como Andesmar, Rutas del Norte (FlechaBus) y La Veloz del Norte, entre otras.

Cómo moverse: lo aconsejable es alquilar un auto y decidir el itinerario por cuenta propia; eso sí: habiendo estudiado previamente las ubicaciones y las distancias. También hay transporte público desde San Salvador de Jujuy a Purmamarca, Tilcara y Humahuaca. Además, para trasladarse de un pueblo a otro hay servicio de buses a precios accesibles.

Clima: desértico, o sea seco y más bien fresco. Las temperaturas máximas medias a lo largo del año varían de los 19° C a 23° C. Las noches son frías y, según la época del año, pueden llegar a ser heladas.

Alojamiento: la oferta es amplia y variada, conformada por hoteles, hosterías, hostales, hostels, posadas y cabañas. Los hay de múltiples estilos y para todos los presupuestos.

Informes: www.turismo.jujuy.gov.ar.